Historia de los Reyes Magos

Cuenta la tradición que en el nacimiento de Jesús los Reyes Magos llegaron desde Oriente hasta Belén guiados por una estrella  para adorar y ofrecer al recién nacido regalos de gran riqueza simbólica: oro, incienso y mirra. El oro representaba su naturaleza real,  el incienso representaba su naturaleza divina y la mirra representaba el sufrimiento y muerte futura de Jesús.

En la Biblia no se especifica el lugar de procedencia de les Reyes Magos, ni cuantos eran, ni sus nombres. Los primeros datos del origen de sus nombres datan de manuscritos del siglo V, donde aparecen los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar. La determinación del número de Reyes Magos y de su procedencia se fue perfilando en la Alta Edad media. Todo apunta que provenían de Babilonia o Persia, donde los Magos (así como se llamamaban a astrónomos o sabios) eran muy influentes. Se ha extendido la creencia que eran tres porque ofrecieron tres presentes a Jesús.

reyes

Poco a poco la tradición ha ido añadiendo otros detalles a modo de simbología: se les ha hecho representantes de las 3 razas conocidas en la antigüedad, representantes de las 3 edades del hombre y representantes de los 3 continentes (Asia, África y Europa). De ahí que Melchor suela aparecer como un anciano con barba blanca, Gaspar con pelirroja y Baltasar, de raza negra y más joven.

La tradición de regalar juguetes a los niños tiene poco más de un siglo y conmemora la fecha en la que los Reyes Magos llevaron los regalos al Niño Jesús. En muchos lugares los niños tienen la costumbre de escribir cartas a los Reyes Magos donde les expresan lo bien que se han portado durante el año y les indican los obsequios que quieren recibir el 6 de enero.

Además de los Reyes, existen otros personajes y fechas  en las que se entregan regalos a los niños en la tradición cristiana. En los países mediterráneos, como Italia y España, se hace el 6 de Enero con los Reyes Magos en España y con la bruja Befana en Italia, que entra sobre su escoba por la chimenea de las casas. En Bélgica, Holanda y Francia lo celebran el 6 de Diciembre, día de San Nicolás, quién en Bélgica camina en un burro. Y en el resto de los países occidentales son Santa Claus o Papá Noel quienes los reparten, pero el día 24 de Diciembre. Además, en el Norte europeo los niños cuentan con los gnomos. Por otra parte, en el mundo oriental es San Basilio el encargado de traer los regalos el día 1 de Enero.

Comentarios (1)

Dejar un comentario