Gastronomia vinculada a la Pascua

Estamos en plena Semana Santa, cuando se conmemora la Pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret. Como corresponde a todas las festividades hay una gastronomía especial vinculada a estas fechas.

Ya llevamos prácticamente un mes viendo los escaparates de las tiendas repletos de huevos de chocolate y vamos a indagar de dónde viene la tradición y qué significado tiene.

Se piensa que como durante la Cuaresma no se podían comer huevos, los católicos los guardaban bañados con una fina capa de cera líquida para conservarlos. Después del acto litúrgico del viernes santo, sobrepasada la medianoche, los fieles lo comían en la misma iglesia ya que se daba por finalizado el ayuno de cuaresma.

En muchas culturas, los huevos representan “vida” y “fertilidad”. Tanto en Roma como en Grecia, se regalaban huevos pintados en las fiestas y festivales de primavera. Si hablamos de los huevos como símbolo cristiano, estos huevos tienen el sentido de una “vida nueva” después de la resurrección de Jesús, tal como significa la palabra Pascua. 

Mona de Pascua

Muy pronto los pasteleros comenzaron a elaborarlos utilizando distintos ingredientes. Primero fue de azúcar y luego de chocolate. A parte de los huevos de Pascua, en España la repostería típica de estas fechas son las torrijas y otros dulces de sartén y las diferentes variedades de monas de Pascua. Dependiendo de la región hay diferentes bases: pan quemado, bollos o bizcocho relleno. Poco a poco los huevos de gallina también se han ido sustituyendo por huevos de chocolate. Hoy en día existen verdaderas obras de arte con figuras de chocolate y para los más pequeños con personajes de dibujos animados.

De todas formas, el huevo cocido sigue siendo un alimento tradicional de la Semana Santa en Europa. Otros alimentos típicos son el pan y el bacalao. Con estos ingredientes en España se cocina la sopa de ajo con pan duro y el bacalao en múltiples recetas: potaje, buñuelos, croquetas y tortillas de bacalao.

Dejar un comentario

Call Now Button